Compartir
Oops...
Slider with alias ec-article-head not found.

La tecnología inalámbrica hizo su entrada en aplicaciones en el campo de la automatización industrial, el wireless se perfila como una opción de complemento al cableado convencional y cubriendo las necesidades de la industria. Implemente con nosotros y cuantifique los ahorros generados en su proyecto.

En la actualidad, las industrias más interesadas en adoptar estas tecnologías están siendo los sectores petroquímicos y del gas, las industrias de alimentos, de manufactura, de papel, de saneamiento.

Son muy sencillos de implementar, ya que no requieren programación y la configuración es mínima; ahorran tiempo y dinero, ya que su instalación es mucho más rápida que la del cableado convencional y es libre de mantenimiento.

Como ventaja en la industria de procesos, es la facilidad que ofrecen para las tareas de diagnóstico, reuniendo información de cualquier punto sin la infraestructura que estos precisan, además de la flexibilidad para las modificaciones de planta.

Una estrategia de monitoreo Wireless, aporta beneficios en tres aspectos: infraestructura, operaciones y prestación.

Infraestructura

  • Cableado nulo o mínimo. Se eliminan zanjas, ductos, cajas de conexiones, planos de cableado, etc.
  • Flexibilidad del entorno. No depende del tipo de terreno, ni del tipo de sensores de medición, su uso es seguro para aplicaciones urbanas o rurales.
  • Integración. Se integra con los sistemas existentes de monitoreo y de medición, sin afectar el cableado existente muchas veces frágil.
  • Acceso a áreas remotas. Áreas de difícil acceso, de grandes distancias, a través del agua, terreno montañoso, vías de ferrocarril, equipos rotativos, fugas en trampas de vapor, monitoreo del aire ambiental, etc.
  • Infraestructura expandible. Permite agregar dispositivos adicionales según necesidad con el costo sólo del nuevo dispositivo.
  • Habilitado para IIoT. La información de medición y diagnóstico de dispositivos es digital y puede ser integrada en una interface IIoT o de nube para un análisis rápido y accesible en toda la empresa.

Operaciones

  • Costo reducido. Una considerable reducción de costos de instalación, ingeniería y conversión. 
  • Puesta en marcha más rápida. Menos tiempo de ingeniería e instalación del hardware de soporte requerido (cajas de empalme, bandejas de cables, etc.), lo que permite que la operación retorne rápidamente a producción en lugar de paradas prolongadas.
  • Múltiples opciones de alimentación. Incluyen alimentación con batería, alimentación de línea, alimentación por lazo, solar u otras opciones de recolección de energía.
  • Fácil ajuste. Incorpora funciones automáticas, tales como salto de canal, red de autoconfiguración, auto-recuperación, listas negras, ciberseguridad, intervalos seleccionables de transmisión de dispositivos, etc.
  • Seguridad. El monitoreo wireless puede reducir las rondas de operador y las idas innecesarias a ubicaciones remotas y muchas veces peligrosas, lo que en definitiva contribuye a la seguridad de los empleados.
  • Gestión de activos. La conectividad wireless permite al personal de mantenimiento dentro de un instrumento inteligente para comunicar información de configuración, calibración o diagnóstico proveniente de dispositivos de medición inteligentes.

Prestación

  • Transmisión confiable de datos. Al emplear tecnología estándar de redes, la confiabilidad de la transmisión de datos puede superar 99%.
  • Ciberseguridad. Utiliza encriptación estándar de 128 bits, la misma que en las redes de transferencias bancarias.
  • Independencia del sensor. La mayoría de los dispositivos no wireless existentes pueden ser convertidos a wireless usando sus salidas 1-5V, 4-20mA, Modbus y otras.
  • Redes y distancia flexibles. La mayoría de las redes wireless pueden soportar de 100 a 240 dispositivos. La red común de 2.4 GHz con antena estándar cubre aproximadamente 225 m. En cambio, la red de 900 MHz ofrece un alcance de 0,8 – 5 km, que depende de posibles obstrucciones y ubicación de la antena. Esta distancia puede ser extendida con antenas de larga distancia o maximizando la capacidad de múltiples saltos, ya que un dispositivo también puede ser un repetidor que extiende el alcance de la red.